por Paula Rodriguez mayo 18, 2022

¿Tienes un reloj con función Moonphase y no sabes cómo configurarlo? ¡Este artículo es para ti!

Estos son los modelos que pueden necesitar este ajuste: G-7900-1DR (-2DR, -3DR)G-7900A-4DRBLX-560-1DR (-2DR, -3DR, -7DR)WS-1300H-1AVDF (-2AVDF, -AVDF)GBX-100-1DR (-2DR, -7DR); GBX-100NS-1DR (-4DR); PRT-B70-5DR; AQW-100-1AV

Homo Sapiens. Ser humano. Nosotros. Durante miles y miles de años nuestra especie ha ido evolucionando hasta alcanzar lo que somos hoy en día: una especie fuerte, inteligente, autosuficiente (o quizás no tanto).

 

Como seres sociales, juntos hemos construido pueblos y ciudades donde nos sentimos seguros a diferencia de las selvas, con todas las comodidades posibles: hospitales, escuelas, relojerías, HomeCenter, medicinas, tecnología, lenguajes, cultura... Somos LO MÁXIMO como especie. Sentimos que tenemos el control de todo nuestro mundo y que no existe nada más allá, pero no…

 

¡No! ¡No me refería a la vida extraterrestre! Al menos de momento…😅

Nos olvidamos que somos una pequeñísima parte del universo y que estamos ligados a lo que pase ahí fuera. Sin ir más lejos, nos afecta la gravedad de la Tierra, del Sol y de la Luna.

¿Y por qué estoy hablando de todo esto? Pues porque creo que antes de pasar a configurar el reloj, es importante entender la teoría que hay detrás de las mareas. Pero si no te interesa, puedes ir al final del artículo y empezar a configurar tu reloj.

Gracias a la gravedad de la Tierra podemos caminar, saltar, correr sin quedar volando en cualquier parte, ya que la gravedad hace que los objetos pesados se atraigan hacia sí, evitando que se ‘caigan’. Incluso algunos deberían agradecer la existencia de la gravedad:

Obviamente la Tierra es la que ejerce un mayor poder gravitatorio ya que vivimos en ella, seguido de la luna, por su proximidad y tamaño (fuerza de atracción 2,3 veces superior a la del sol); y luego el sol, ya que está más alejado.

Las fases lunares 

El ciclo de la luna dura 29,53 días, en el cuál la luna va creciendo y decreciendo, pasando por 4 fases principales: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante.

La Tierra y la luna giran sobre sí mismas (movimiento de rotación). Vemos siempre la misma cara de la luna porque le cuesta el mismo tiempo girar sobre sí misma que sobre la Tierra. La luna, al ser un satélite, gira alrededor de la Tierra (movimiento de traslación) y, como la Tierra gira alrededor del sol (traslación de nuevo), también lo hará, por tanto, la luna. Gracias a todas estas alineaciones podemos ver a la luna en sus diferentes fases y su influencia en las mareas.

Si nos fijamos en el gráfico de abajo, la luna nueva es cuando la luna está entre la Tierra y el sol, que es cuando no la vemos, ya que está a ‘contraluz’ con el sol y la luna llena se da cuando el alineamiento es Sol-Tierra-Luna, entonces al estar detrás de la Tierra queda iluminada por la luz solar y la podemos ver perfectamente.

Tipos de mareas

Al interactuar estos 3 astros entre sí se producen 2 tipos de mareas:

  • Cuando ambos están alineados con la Tierra, que es cuando hay luna llena (Sol-Tierra-Luna) o nueva (Sol-Luna-Tierra) se combina su gravedad y producen mareas altas muy altas y mareas bajas muy bajas. Se llaman mareas vivas.
  • Mientras que, si su posición no está alineada, las mareas serán más moderadas, tanto las altas como las bajas (mareas muertas).

Es decir, siempre hay mareas tanto si la Tierra, el sol y la luna están alineados como si no, pero cuando lo están es cuando las mareas van a ser más fuertes.

Mirando la imagen anterior, si suponemos que estamos en luna nueva (tercer recuadro), como aquí la luna está alineada con el sol, la parte de la Tierra que esté ‘mirando’ hacia la luna tendrá mareas altas, pero también habrá marea alta en la parte opuesta (si nos fijamos la parte azul es también mayor en la parte posterior).

Esto es así, ya que la Tierra y la luna también giran sobre sí mismas y este movimiento de rotación provoca una fuerza que hace que las aguas se eleven también en el lado contrario, provocando pleamar (marea alta) aunque con menor intensidad. Mientras que en las caras de la Tierra que no están alineadas con la luna y el sol, las fuerzas se contrarrestan provocando marea baja o bajamar.

¿Pero por qué atrae específicamente a las aguas?

Porque los cuerpos sólidos mantienen una forma y un tamaño fijos, pero los líquidos no tienen una forma fija y pueden cambiar su volumen si se les aplica una fuerza muy grande, como es el caso de la atracción lunar. Cuanto más fuerte sea la gravedad, se producirán mayores movimientos en el agua generando las mareas, con puntos altos y bajos.

En alta mar, no se aprecia tanto la subida en pleamar (oscila sobre 1 metro), pero sí en mares, lagos, bahías, etc. cuyo nivel del agua puede cambiar unos 10 metros o incluso llegar hasta los 15-16 metros en zonas muy específicas, como en la famosa Bahía del Monte Saint-Michel (googléenlo, es demasiado bonito).

La Tierra tarda aprox. 24 horas en girar sobre sí misma, por lo que solo vemos la luna 1 vez al día, pero a lo largo de este día se producen 2 mareas altas, ya que se producen tanto en el punto más alineado con la Luna como en su lado opuesto. Así que las mareas altas se producen cada 12 horas. Y las bajas también cada 12 horas.

Curiosidades

Como dato de color, en Ashtanga Yoga, los días de luna llena y nueva no se practica por la influencia del ciclo lunar en nosotros, ya que estamos compuestos de un 70% de agua. Cuando hay luna llena, nuestra ‘marea’ interna se ve más alterada y aumenta nuestra energía, así que, en vez de yoga, se hace meditación para calmarnos; mientras que con luna nueva disminuye nuestra energía y se hacen posturas estáticas bien relajantes para evitar una práctica muy intensa.

 

Popularmente está también extendido el tema del cuidado capilar con respecto a la fase lunar: es mejor cortarlo en la fase creciente de luna creciente o luna llena para que crezca más fuerte, con brillo y más sano.

También se dice que la Luna influye en los cultivos y se indica cuándo es preferible sembrar y cosechar frutos y hortalizas, cuándo deberíamos podar, aplicar fertilizantes, etc.:

Popularmente está también extendido el tema del cuidado capilar con respecto a la fase lunar: es mejor cortarlo en la fase creciente de luna creciente o luna llena para que crezca más fuerte, con brillo y más sano.

Configura tu reloj

Ahora que ya sabemos que la luna no solo está para decorar el cielo, veamos qué es el intervalo lunitidal (luni=luna y tide es ‘marea’ en inglés) y por qué lo necesitamos para configurar nuestro maravilloso reloj.

Este intervalo mide el lapso de tiempo desde que la luna alcanza su punto más alto sobre nosotros (es decir, desde que está alineada con el sol y está llena o nueva) hasta que se produce la primera marea alta (pleamar). Recordemos que el tope de mareas ocurre cuando la luna pasa sobre el meridiano. Esta función es muy útil para los pescadores y navegantes.

Para conocer este intervalo, debemos saber en qué horario UTC estamos (nuestro huso horario internacional) y por supuesto nuestra ubicación, así el reloj sabrá la posición de la luna.

Hay 2 formas de calcularlo, una más simple y menos precisa y otra más larga y concisa.

1) LA FORMA MÁS RÁPIDA

  1. Entramos en www.tablademareas.com


    Indicamos nuestro continente, país, región. Si no vivimos en una zona costera, debemos marcar la ciudad costera más cercana a nosotros.

  2. Marcamos la opción ‘salida y puesta de la luna’ del menú de la izquierda.


    Aquí debemos anotar la hora en la que la luna estará sobre nosotros. Podemos anotarlo en una hoja de Excel para después hacer los cálculos. En este caso serían las 00:57.


  3. Ahora volvemos al menú de la izquierda y marcamos ‘Pleamares y bajamares’. 

    Vemos que para el día en el que estamos (15 de marzo), la luna está en su posición más alta a las 00:57 y la siguiente marea alta (pleamar) se va a producir a las 11:06. Anotamos este número en Excel.

  4. Vamos a Excel y hacemos la resta de la primera pleamar menos la hora en la que la luna está sobre nosotros. Quedan 10 horas y 9 minutos hasta que se produzca la primera pleamar desde que la luna está sobre nosotros.



    Esto es lo que pondríamos en el reloj (más abajo veremos cómo). Pero, ¿qué pasa si cuando llegamos al punto 3 vemos que no se produce ninguna marea alta después de la hora en que la luna estará sobre nosotros?

    En este caso, tomando un ejemplo del 4 de febrero, la luna está sobre nosotros a las 16:59.



    Cuando vamos a la pestaña de ‘‘Pleamares y bajamares’, ya no se va a producir ninguna marea alta después de las 16:59.



    Así que debemos mirar cuál será la primera pleamar del día siguiente. Y esta se va a producir a la 1:59 y este es el número que anotaremos en Excel.

    Vamos a Excel y hacemos la resta de la primera pleamar menos la hora en la que la luna está sobre nosotros. Quedan 9 horas hasta que se produzca la primera pleamar desde que la luna está sobre nosotros.


2) LA FORMA MÁS LARGA

1. Entramos en esta web: https://www.lunitidal-interval.com/

Lo primero que nos pide es la longitud y latitud. Estos valores los podemos tomar de Google Maps, indicando una ubicación similar (sin poner en el buscador la calle completa, sino que marcando con el mouse un punto cercano en la calle). Veremos que más abajo aparece un recuadro con las coordenadas y hacemos click sobre ellas.


Ponemos la latitud y longitud (como número, no en grados, minutos y segundos). Revisando la imagen anterior sería: -33.450389 y -70.644349.

En el cuadro de abajo (Daylight Saving Time) lo dejamos sin marcar, ya que vamos a hacer el cálculo teniendo en cuenta el horario de invierno y el DST se refiere a si estamos en horario de verano.

Una vez esté listo, seleccionamos ‘AND click this button’ y aparecerá tu ubicación.


Vamos a la parte de abajo y apretamos en ‘Click to calculate’. Ahora se indica cuándo será la próxima luna llena y a qué hora. En este caso, el 16/02/2022 habrá luna llena a las 01:28.




2. Vamos a la página de mareas: https://tablademareas.com/


Indicamos nuestro continente, país, región. Si no vivimos en una zona costera, debemos marcar un puerto o ciudad costera cercano a nosotros. En este caso elegimos Valparaíso.

En el menú de la izquierda, vamos a ‘Tabla de mareas’:


Seleccionamos la fecha en la que estamos:


Volvemos a la tabla de mareas en el menú de la izquierda y buscamos el día que se nos indicó con la luna llena, que era el 16/02.

Tenemos que buscar la primera marea alta después de que la luna esté llena. Según la página anterior, la luna está a las 01:28 así que la primera marea alta es a las 11:37.


Volvemos a la página del punto 1 para calcular el intervalo para hacer el paso 3 e indicamos la hora de la primera marea que es a las 11:37 y le damos al botón para calcular:


Y nos da el resultado del intervalo que es 10:09, este es el número que pondremos en nuestro reloj.


¡Nos toca ajustar el reloj!

Como modelo hemos elegido un G-7900-1DR, clásico reloj con intervalo lunitidal.

Lo primero que tenemos que hacer es presionar el botón ‘ADJUST’ hasta que los segundos parpadeen.


  1. Horario verano o invierno: una vez hemos dejado presionado ‘ADJUST’, apretamos el botón de abajo ‘MODE’ y en la parte de arriba de la pantalla aparecerá ‘DST’ (Daylight Saving Time, que es el horario de verano) y en la parte de abajo parpadeará ‘OFF’.



    Si queremos indicar que no estamos en horario de verano dejaremos ‘OFF’ y, si queremos ajustarlo con horario de verano, presionamos el botón de abajo a la derecha ‘START-STOP’ y cambiaría a ‘ON’. Por el momento lo vamos a configurar con el horario de invierno, así que lo dejamos en ‘OFF’ (por el tema del UTC).

  2. Zona horaria: después, apretamos nuevamente el botón ‘MODE’ y en la pantalla nos aparece ‘UTC’. Es decir, vamos a ajustar nuestra zona horaria.




    Para calcular nuestro UTC (huso horario) vamos a https://time.is/ y en el buscador ponemos nuestra ciudad y lo seleccionamos.


    En febrero en Santiago estamos en horario de verano (DST), entonces, nuestro UTC actual es de -3 por el horario de verano y de normal sería -4, que empezaría a regir de nuevo el 03 de abril como se indica más abajo. Para el cálculo del intervalo, vamos a utilizar el UTC de invierno y cuando ya esté todo configurado, lo cambiaremos al actual de verano.


    Por tanto, nuestra zona horaria es -4. Para ajustarlo, apretamos el botón de arriba a la izquierda ‘SPLIT-RESET’ hasta que se indique en la pantalla -4.

  3. Hora y fecha: presionamos ‘MODE’ otra vez para cambiar la hora y la fecha. Al hacerlo, se pondrá a parpadear el número de la hora y, si queremos poner un número mayor, presionaremos el botón ‘START-STOP’ y si queremos disminuir el número podemos apretar ‘SPLIT-RESET’.

    Volvemos a presionar ‘MODE’ y cambiamos de la misma forma los minutos. Si apretamos de nuevo ‘MODE’, parpadeará el año en la parte de arriba de la pantalla para ajustarlo. Y, por último, ‘MODE’ para cambiar la fecha que está en formato mes y día.

    Y ya tendremos listo el cambio de hora, fecha y zona horaria.

  4. Longitud: si apretamos ahora ‘ADJUST’ nos pide que indiquemos la longitud (siempre va a ser este E u oeste W).

    La longitud la podemos tomar de Google Maps indicando una ubicación similar (marcando con el mouse un punto cercano en la calle). Veremos que más abajo aparece un recuadro con las coordenadas y hacemos click sobre ellas.

    La longitud es la segunda coordenada y debemos tomar solo los grados y el punto cardinal en el reloj. En este caso sería 70 W (oeste). Primero ajustamos el número y luego en ‘MODE’ ajustamos si es este u oeste.




  5. Intervalo lunitidal: Le damos de nuevo a ‘MODE’ y aquí ya nos pide el intervalo lunitidal que hemos calculado previamente.



    Luego le damos a ‘ADJUST’ y ya tendremos configurado nuestro reloj. Ahora si estamos en horario de verano, ya podemos volver a ajustar el DST indicado en el primer paso.

Esperamos que te haya sido útil el artículo! Déjanos algún comentario para saber si te ha gustado, si ha sido fácil de entender o lo que quieras escribirnos 😋


Dejar un comentario

☢️Déjanos tu correo ☢️